Inicio

 

Antes de continuar, es necesario señalar que el orden en el que se describen los lugares no sigue un rigor histórico, sino un orden de ubicación, esto con el fin de facilitar su localización y su visita. Sin embargo, en la descripción de cada edificio o monumento histórico se menciona por lo menos el año aproximado de su construcción.

 

LA BASÍLICA

 

Es el templo más importante de Pátzcuaro, pues fue la catedral que don Vasco de Quiroga fundó y comenzó a construir en 1540, cuyo proyecto era verdaderamente grandioso. Debía constar de cinco naves de igual tamaño que concurrirían en el centro, donde se ubicaría el altar mayor, es posible observar su diseño en el escudo de armas de la ciudad, donde quedo plasmado. Dicho diseño representaba una solución al problema de la multitud de fieles, que no cabían en un templo y que los frailes habían resuelto con las capillas abiertas, es decir, al aire libre - de las que hablaremos más adelante -. “Tata” Vasco pensó en hacer un templo compuesto de cinco iglesias capaz de albergar a todos los fieles al mismo tiempo. Sin embargo, dicha obra no se llegó a realizar debido a que los peritos en construcción de aquel entonces la consideraron peligrosa por su tamaño y los terremotos que constantemente sacudían la región. Existe otra versión que cuenta que la construcción no se llevó a cabo en realidad debido a que el Vaticano la consideró soberbia y capaz de competir en grandeza e importancia con la Basílica de San Pedro, en Roma.


Aún así, la única nave construida sirvió como Catedral desde la llegada de los Jesuitas en 1573, hasta que la sede episcopal fue trasladada a Valladolid - hoy Morelia - en 1580.


El altar principal de la Basílica sirve desde 1908 como albergue a una imagen de la venerada Virgen de la Salud, hecha de pasta de caña y miel de orquídeas, mezcla comúnmente utilizada en tiempos prehispánicos por los indígenas y luego aplicada en el siglo XVI para hacer figuras religiosas.


ANTIGUO COLEGIO DE SAN NICOLÁS
(MUSEO DE ARTES E INDUSTRIAS POPULARES)

 

 

Se ubica en la esquina de las calles Árciga y Alcantarillas, una cuadra hacia el sur de la Basílica. Fue fundado por don Vasco de Quiroga en 1540, quien le dio la advocación en honor al patrono de su villa natal, Madrigal de las Altas Torres, que era San Nicolás Obispo. La idea de don Vasco al establecer este colegio, fue la de crear un centro de educación para sacerdotes españoles, que hacían falta no solamente en su obispado, sino en toda la Nueva España. Dícese que su constitución fue tan acertada, que cuando años más tarde el Concilio de Trento ordenó la construcción de nuevos seminarios para preparar sacerdotes, la organización dada a estos centros de estudio parecía copiada de la que Don Vasco había dado a su colegio.


Se dice que este colegio es el más antiguo que existe en América, ya que aún continúa sus labores - si bien ya con otra índole y en otro lugar -, pues cuando la sede episcopal fue transferida a Valladolid, el colegio fue trasladado también con sus privilegios y hacienda a la nueva ciudad, en la que fue fundido con el Colegio San Miguel. Convertidos en uno solo, ambos colegios siguieron trabajando hasta que más tarde la institución dio origen a la actual Universidad de San Nicolás de Hidalgo. Se ha conservado pues, el nombre original que le diese su creador y se le ha agregado el del Padre de la Independencia, que como es bien sabido, estudió y profesó en dicha institución.


El edificio original, en Pátzcuaro, se ha convertido en el Museo de Artes Populares y muestra en su distribución un conocimiento completo tanto de la arquitectura de Pátzcuaro como de las necesidades de un museo de tal índole, por lo que su visita no solo es instructiva, sino una de las más agradables que puedan realizarse. Cuenta este museo con una de las más grandes y mejores colecciones de lacas, maque y peribanas procedentes de Uruapan, Peribán, Quiroga y Pátzcuaro en donde usted podrá observar la riqueza y exquisito gusto con que fueron realizadas. También es posible apreciar un gran surtido y variedad de cerámica, loza bruñida y vidriada, así como diferentes trabajos en madera, textiles, trigo, tule, cantera, piedra, pasta de caña, cera, plata, cobre, lámina y hierro forjado entre otros materiales, lo que demuestra la riqueza artesanal con que cuenta el estado de Michoacán.


A la vez, se puede admirar el famoso piso de huesos de vaca, que en el siglo XVIII era utilizado a la entrada de los ranchos, unos vestigios arqueológicos prehispánicos descubiertos en el patio trasero del edificio y una troje auténtica de la sierra michoacana. No deje de visitar este museo.

continúa

2  3  4  5  6

 

Prefacio

Datos generales

Como empezó todo

Don Vasco de Quiroga

Escudo de armas

Edificios que visitar en Pátzcuaro

Plazas de Pátzcuaro

Todavía falta

Pátzcuaro artesanal

El lago de Pátzcuaro

Más allá de Pátzcuaro

La comida

Ferias y fiestas

Créditos

ENGLISH

 

Villa Pátzcuaro

Garden Hotel & RV Park

 

¿Sugerencias o comentarios?

info@patzcuaroenbreve.com